Batalla campal entre ultras del Hércules y Castellón

Una sangrienta batalla campal, de aficionados del Hércules y el Castellón, dejó como resultado siete heridos y tres detenidos. Los mencionados detenidos dentro del estadio José Rico Pérez son un seguidor del Hércules y dos seguidores del Castellón. Estos últimos, cuentan con una edad entre 27 y 36 años y no prestaron declaración alguna ante el juzgado. A su vez, el ultra del Hércules quien sufrió graves cortes en la cabeza, negó participar en la batalla.

Implicación de los cuerpos policiales

La pelea entre los bandos que apoyan a sus respectivos equipos de fútbol, alcanzó también a la policía local. Dichos agentes tuvieron que disparar varias veces al aire y pedir refuerzos al sentirse acorralados por los ultras. En ese momento unos treinta jóvenes, fans radicales de Castellón, llegaron en transporte público. Efectivamente, se enfrentaron a palos y piedras contra otro contundente grupo del Hércules.

La policía investiga si ambos bandos para perpetuar la batalla campal, se pusieron de acuerdo previamente en las redes sociales. Este incidente público se inició poco antes de las tres de la tarde. Tuvo lugar en la calle de campo de mirra, en el barrio de San Blas, bastante próximo al estadio. Ya que fue en inmediaciones del mercadillo de Teluada, se investiga si fue concertada mucho antes de los acontecimientos.

A esa misma hora, dos agentes de la policía local se acercaron a la trifulca. Seguido de esto, los dos agentes no pudieron contra la batalla campal y tuvieron que pedir refuerzos. Estos mismos agentes se vieron anteriormente amenazados por los mismos participantes de la pelea.

En ese mismo momento los jóvenes iniciaron su escape, según uno de los policías que recibió apoyo del cuerpo nacional. Finalmente, en el operativo tuvieron que tomar medidas catorce patrullas de la policía local y varias de la nacional. Cuando llegaron los refuerzos, los policías comenzaron la persecución por la zona del barrio de San Blas. Muchas de dichas personas vestían de negro y se cubrían el rostro con capuchas, pañuelos y bufandas. Se da la circunstancia de que entre los dos grupos violentos hay varias mujeres presentes. Se sabe que fueron parte de la riña al menos 58 personas entre 20 y 40 años.

 

Informes finales de la batalla campal

Asimismo, el centro de información y coordinación de urgencias, informó que a las 2:50pm, se alertó la pelea multitudinaria. Finalmente, al mismo centro sanitario fue conducido por la policía local un joven de veintisiete años. Mientras que otro joven de veinte años llegó al hospital por sus propios medios.

[ads_post_related]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

[ads_post_bottom]