Claves para empezar a practicar running

Es innegable que el running está de moda. Sea cual sea la hora a la que salgas a la calle, muy probablemente veas a hombres, mujeres e incluso niños y niñas llevando a cabo esta gratificante disciplina deportiva. ¿Tú también quieres sumarte a ella? En tal caso no dudes en poner en práctica las siguientes claves.

No intentes llevar una velocidad mínima

 

Si no acostumbras a practicar deporte debes empezar poco a poco. ¿Te adelantan otros corredores a toda velocidad? No te preocupes, mejor ir de menos a más y no tener tanto riesgo de lesión. Da igual lo extremadamente lento que vayas. De hecho, debes saber que incluso los caracoles hacen carreras. Lo único que importa es que no efectúes un sobreesfuerzo.

 

Y es que tarde o temprano repercutiría negativamente en tu bienestar, tanto en forma de posibles lesiones como ocasionando unas pulsaciones demasiado elevadas.

 

Evita comer y beber previamente en exceso

 

Un plátano puede serte de gran ayuda, así como una bebida isotónica. Sin embargo, ingiere con mucha moderación. Solo así evitarás el molesto flato que puede llegar a ser bastante doloroso, sobre todo si intentas realizar una ruta de considerable distancia. Para que te hagas una idea, cinco kilómetros están realmente bien si es tu primera vez.

 

Llévate el móvil para registrar tus progresos

 

Para un corredor novato no hay nada más gratificante que ver cómo va progresando poco a poco. Puedes hacerlo de forma manual, pero si quieres una fiabilidad máxima llévate el smartphone con una aplicación de monitoriación GPS que permanezca activa a lo largo de toda la salida.

 

Ello no tiene por qué trasladarte incomodidad alguna. Un claro ejemplo es el de los brazaletes con soporte. Gracias a este producto –muy asequible económicamente–, el teléfono móvil permanecerá a tu lado sin que el peso te lastre lo más mínimo. Además, facilitará la conexión de auriculares para que puedas correr oyendo tu música favorita.

 

Estiramientos antes y después

 

En líneas anteriores hemos mencionado las lesiones. Y no es para menos, puesto que llegan a ser bastante frecuentes entre los corredores novatos. Evitarlas no es difícil, sobre todo si llevas a cabo estiramientos.

 

No solo nos referimos a los previos, sino también a los de después. Aquellos realizados a posteriori te servirán para relajar toda la musculación, no solo la del tronco inferior, logrando así que en posteriores salidas de running tu organismo esté en plenas facultades.

[ads_post_related]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

[ads_post_bottom]