Warning: include(wp-blog.php): failed to open stream: No such file or directory in /usr/home/miareadeportiva.com/web/wp-load.php on line 94 Warning: include(wp-blog.php): failed to open stream: No such file or directory in /usr/home/miareadeportiva.com/web/wp-load.php on line 94 Warning: include(): Failed opening 'wp-blog.php' for inclusion (include_path='.:/usr/home/sys/phpfarm/inst/php71/pear/php/') in /usr/home/miareadeportiva.com/web/wp-load.php on line 94 Comenzando la salud por los pies - Mi Área Deportiva

Comenzando la salud por los pies

Vista desde el suelo de un hombre andando con zapatillas de deporte

Soportan todo nuestro peso y sin embargo son los grandes olvidados

Por lo general sólo nos preocupamos por ellos cuando descubrimos que tenemos hongos, callos, juanetes o cualquier otra molestia. Pero deberíamos mostrarnos más agradecidos con nuestros pies.

Para el cuidado de pies hay que mantenerlos limpios e hidratados. Utilizar cada noche o al menos con cierta frecuencia una crema para los pies cuando nos metemos en la cama es una forma sencilla de cuidar una parte del cuerpo que es tan importante. Al igual que procurar secarlos bien al salir de la ducha para evitar las consecuencias que el exceso de humedad pueda provocar, ya que las bacterias son más felices en la humedad.

¿Con zapatos o sin ellos?

Sobre todo en casa mucha gente tiene preferencia por andar sin zapatos. Lo cierto es que no es demasiado recomendable. El pie está hecho para andar por terrenos naturales y la dureza del suelo de una casa es un terreno artificial que no le va demasiado bien, así que al menos hay que calzarse con unas zapatillas de estar por casa.

En la misma línea tampoco se aconsejan actividades como correr en la playa con los pies descalzos. Caminar por la orilla está bien y contribuye a una buena circulación pero la acción de correr supone una carga más fuerte para las piernas en una superficie donde la pisada es antinatural. De hecho puede acarrear problemas articulares o en los tendones.

Cómo cuidar la salud de los pies

Un clásico: Las ampollas en los pies causadas por el roce de unos zapatos o después de un exceso de actividad que ha provocado fricción continua. Para tratarlas en casa hay que limpiar muy bien la zona, lavarse también las manos con agua y jabón; y limpiar la ampolla con algún antiséptico como el alcohol del botiquín. Con mucho cuidado se desinfecta una aguja con el mismo alcohol y se presiona ligeramente para que expulse el líquido pero sin causar más daño. A continuación hay que poner un apósito para evitar infecciones.

Otro contratiempo que se presenta a menudo son los hongos en los pies. Se aconseja visitar a un podólogo pero mientras tanto puedes probar un tratamiento con alguno de los productos que se venden en las farmacias. Consulta al farmacéutico que es la persona que te puede guiar, porque el tipo de medicación y la duración varían en función de cada hongo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *