Warning: include(wp-blog.php): failed to open stream: No such file or directory in /usr/home/miareadeportiva.com/web/wp-load.php on line 94 Warning: include(wp-blog.php): failed to open stream: No such file or directory in /usr/home/miareadeportiva.com/web/wp-load.php on line 94 Warning: include(): Failed opening 'wp-blog.php' for inclusion (include_path='.:/usr/home/sys/phpfarm/inst/php71/pear/php/') in /usr/home/miareadeportiva.com/web/wp-load.php on line 94 Huesos más fuertes de manera natural - Mi Área Deportiva

Huesos más fuertes de manera natural

huesos fuertes natural

Cómo los alimentos que consumimos pueden fortalecer nuestra estructura ósea

 

Los huesos son los grandes olvidados. Quizás porque son esa parte invisible del cuerpo no les damos la importancia que merecen y subestimamos que son quienes soportan toda la carga de nuestro cuerpo. Por eso merecen que los alimentemos mejor.

 

A la salud de los huesos lo que más le conviene es consumir alimentos ricos en calcio y vitamina D. Pero además como son literalmente el soporte de nuestro cuerpo, necesitamos que el engranaje funcione bien. Y eso se consigue con una práctica regular de ejercicio físico. Si no nos alimentamos bien y no movemos nuestro cuerpo lo suficiente, los huesos tienden con el paso del tiempo a volverse cada vez más débiles y quebradizos.

 

El hueso es calcio en su mayor parte

De ahí la recomendación de los médicos de que incluyamos alimentos con calcio en nuestra dieta diaria, sobre todo conforme vamos sumando años, porque en la edad avanzada se produce una pérdida ósea y esa alimentación ayudará a regenerar la pérdida del calcio natural de los huesos.

 

También en edades más tempranas hay que estar pendiente de este aspecto para el correcto desarrollo óseo durante las etapas de crecimiento.

 

Cómo podemos consumir calcio

Los lácteos son la fuente principal, como por ejemplo la leche, el yogurt, el queso, la nata o la mantequilla. También se encuentra en las bebidas de soja enriquecidas con calcio; en legumbres como las judías blancas, verduras como brócoli o coliflor, en pescados como las sardinillas y las anchoas o en frutos secos como las almendras.

 

La vitamina D como el gran aliado

Y la manera más fácil de obtenerla es a través del sol. Una exposición natural al sol de manera diaria es muy recomendable, sin abusar. Diez o quince minutos de exposición directa son suficientes y por supuesto evitando las horas del mediodía en las que nos enfrentamos a mayor proporción de rayos ultravioleta.

 

Otra ayuda son los pescados azules (como el salmón, el atún o las sardinas) y los huevos, que también tienen una carga importante de vitamina D.

 

Ambos elementos son esenciales para los huesos, tanto el calcio como la vitamina D; y en situaciones en las que se precise un aporte extra hay suplementos alimenticios en la farmacia con los que regular esa ausencia y ayudar a tener unos huesos más fuertes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *