Tipos de bolsas para ir a jugar a pádel

mochilas de pádel

Todo deportista que se precie debe ir bien preparado y equipado. En un deporte como el pádel, además de lo importante que es tener un buen compañero de equipo, también hay que contar con la ropa, las paletas y todo lo indispensable para jugar. Más allá de eso, también hay otro elemento importante: ¿dónde lo llevas todo para ir a jugar?

La respuesta a esa pregunta es clara: con una mochila de padel. Ahora bien, ¿sabías que hay diferentes tipos de mochilas de pádel? Aunque es un deporte muy sencillo, su equipamiento no lo es tanto, conviene que todo vaya bien protegido para que no sufra daños. Por eso, te conviene conocer todos los tipos de macutos deportivos para pádel que hay y cuáles te convienen más.

¿Cuáles son los tipos de mochila de pádel que hay?

Lo cierto es que hay más tipos de paleteros o mochilas de pádel de lo que podrías imaginar. Los complementos en este deporte, como en muchos otros, son de lo más variado y repleto de opciones. Lo bueno de esto es que hay propuestas para todo tipo de jugador, por lo que no suele haber problema a la hora de buscar un buen macuto en el que llevar las cosas para jugar.

Ahora sí, vamos a ver los diferentes tipos de mochilas de pádel que existen actualmente. Presta atención, jugador de pádel, te interesa:

Tipo mochila

Por lo general, los paleteros de pádel suelen incorporar ya diferentes tipos de asas y agarres para llevarlos como quieras. Una opción muy interesante son los que ofrecen agarres tipo mochila, ya que te permiten llevarlos a la espalda sin problema alguno. Decimos que es interesante porque, en caso de llevar más de una pala y también las zapatillas, siempre es mejor cargarlo a la espalda para que el peso no te haga resentirte.

Puedes encontrar muchos modelos de este tipo, así que te conviene partir de este como base y, después, elegir entre cualquiera de las opciones que veremos más adelante.

Con compartimento para zapatillas

Si eres de esos jugadores que se visten en la cancha o en los vestuarios cercanos, esta opción es la más aconsejable. Aunque hay mochilas de pádel muy pequeñas, pensadas para llevar solo una o dos palas para jugar, también hay otras que cuentan con compartimentos específicos para el calzado. Un bolsillo adicional en el que meter tus zapatillas para ponértelas antes de empezar el partido.

Esta es otra opción bastante frecuente, que además da más versatilidad a la paletera para que puedas guardar más cosas en su interior. Aunque sea un compartimento para calzado, siempre se puede reaprovechar para almacenar otras cosas.

Extra-grande

La etiqueta «extra-grande» no es en vano. Estos paleteros especiales son muy grandes, de hecho, hasta pueden ser algo incómodos si tienes que andar mucho con ellos. Tienen no solo compartimento para tus zapatillas de deporte, sino también para más cosas como una botella para beber, alguna felpa o incluso ropa para después del partido. Son macutos todo en uno.

Con ellos podrás llevar hasta 4 palas sin problemas. Son versátiles a rabiar, pero como ya podrás intuir, cuantas más cosas guardes en su interior, más pesarán. Es el precio a pagar en caso de darle tanto uso cada vez que vayas a jugar.

Pequeño

El paletero pequeño, o macuto de pádel pequeño, siempre es una buena opción para los jugadores que están empezando con este deporte. Su tamaño limitado solo deja sitio para guardar una pala en el interior; pero es normal, ya que en tus primeros partidos no vas a necesitar mucho más que eso y la ropa que lleves puesta.

Aun así, aunque sean modelos pequeños, también los hay que guardan sitio para meter algunas pelotas, varios objetos personales y algo de ropa para cambiarte. El tamaño a veces engaña, y eso pasa en este caso; aunque sea algo que utilicen sobre todo los jugadores más amateur.

Con refuerzos de protección

El último tipo que vamos a ver son los paleteros con extra de protección gracias a sus refuerzos. La propuesta perfecta para los jugadores más despistados y descuidados, esos que no dudan en tirar el macuto sobre la pista antes de empezar a jugar. La diferencia en este tipo de modelo se ve, además de en el precio, que a veces puede triplicar el de uno normal, en la calidad del material y en las zonas reforzadas.

Pensados para ser mucho más duraderos y resistentes, son la compra ideal para aquellos que quieran seguir jugando al pádel durante mucho tiempo.

Desde las pequeñas hasta las extragrandes para los que quieren llevarlo absolutamente todo a la hora de jugar cualquier partido, sea uno serio o un amistoso con amigos. Tienes mucho entre lo que elegir, solo tienes que dar el paso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *